Protección de claraboyas y lucernarios

Las claraboyas y lucernarios son aberturas arquitectónicas en un tejado, que se utilizan para proporcionar luz natural a un espacio, haciendo posible reducir el consumo de energía eléctrica. Pero existe un riesgo relacionado con estos elementos para los trabajadores que realizan trabajos en cubiertas. La protección de claraboyas es necesaria para la prevención de accidentes por caída.

La mayor parte de las instalaciones de claraboyas se realizan en cubiertas de naves industriales o en tejados en edificios y son un elemento de riesgo para el personal que realiza tareas en la superficie de la cubierta.

Las caídas en altura son una de las principales causas de muerte y lesiones graves en el lugar trabajo.

Las claraboyas, polipastos, traslúcidos y lucernarios son un riesgo potencial de accidente por caída y deben de estar provistos de la protección colectiva adecuada como barandillas o rejillas de seguridad. La normativa a seguir dependerá de la solución contra caídas que elijamos, ya sean barandillas, guardacuerpos, rejilla metálica o red de protección (temporal):

Barandillas o sistemas de retención conforme a la norma EN ISO 14122-3. Son más económicas y fáciles de montar, pero son más sensibles a las inclemencias del tiempo y van atornilladas a la cubierta.

Rejilla metálica. Son más resistentes y duraderas, no quitan la luz y su instalación no daña la cubierta

Red anticaída temporal. Sistemas de retención de caída con malla de plástico o acero.

Protección de placas translúcidas.

Las placas de policarbonato translúcidas son un material aislante traslúcido, muy moldeable en frío y muy resistente, lo que hace que se encuentre con frecuencia en cubiertas industriales o naves. El problema de que estas placas es que suponen un peligro real de accidente porque en algunas ocasiones no son vistos por los trabajadores, bien por el reflejo del sol sobre la cubierta metálica como por agua o suciedad.

Se puede actuar simplemente, evitando el riesgo de caída con la utilización de pasarelas o barandillas definitivas.

En Imedox, trabajamos con marcas de reconocido prestigio en este sector a nivel europeo como son: Honeywell e Innotech, estando formados y certificados por ellos como empresa instaladora.

PRODUCTOS

Este producto proporciona soluciones para la protección de diversos tipos de tragaluces. El sistema puede proteger contra caídas aunque la claraboya se encuentre abierta o cerrada. Este producto con su sistema de montaje innovador se caracterizan por la instalación y el equipo posterior sencillo y aseguran el paso óptimo de la luz y el humo. Proporciona una absorción óptima de la fuerza gracias a un sistema de amortiguación innovador.

CARACTERÍSTICAS

  • Sistema protector para claraboyas cerradas y abiertas.
  • Paso de luz y humo óptimas.
  • Instalación simple, modificación o sustitución de componentes sencillos.
  • Soluciones específicas en función de las características de las claraboyas.
  • Test realizado conforme a UNE 1263-1. Probado con 100 Kg.

El sistema protector de claraboyas se fija en el marco con tornillos. Anchura de la celda: 100×100 mm.

Material: acero galvanizado. (disponible en distintos colores bajo pedido).

La red de seguridad se coloca sobre el tragaluz con la ayuda de cuatro asas de posición y se asegura con una eslinga de amarre. Es ideal para taabjos breves en cubiertas y para seguridad temporalen zonas de transito en las cubiertas. La cinta tensora se puede utilizar adicionalmente como punto de anclaje individual EAP.

CARACTERÍSTICAS

  • Protección temporal para claraboya y punto de anclaje temporal.
  • Óptimo para trabajos breves.
  • Fijado a la estructura de la claraboya con un sistema de tensores.
  • Instalación rápida y sencilla gracias a sus asas.
  • Test realizados conforme a UNE 1263-1 y UNE 795.

Tamaños: 2 x 2 m (tamaño máx. claraboya 1,5 x 1,5 m) 3 x 3 m (tamaño máx. claraboya 2,7 x 2,7 m).
Material: plástico, acero galvanizado.